Finance 101: Cómo generar riqueza como propietario de una pequeña empresa

Esta es la cuarta publicación de una serie sobre los conceptos básicos de las finanzas de pequeñas empresas. Eche un vistazo a nuestras publicaciones sobre cuentas bancarias de pequeñas empresas y tarjetas de crédito para pequeñas empresas. Esté atento a futuras publicaciones en esta serie.

Esperamos que haya leído otras publicaciones de esta serie, diseñadas para ayudarlo a recorrer los primeros pasos que necesita para establecer las finanzas de su pequeña empresa. Sin embargo, una vez que tiene una cuenta bancaria, una tarjeta de crédito, un sistema de contabilidad y sus finanzas están funcionando sin problemas, ¿qué sigue? Si bien puede llevarle varios años de trabajo sentirse como si estuviera obteniendo una ganancia de manera cómoda, nunca es demasiado temprano para pensar cómo puede usar su empresa para generar riqueza a largo plazo.

Alcanzar la seguridad financiera como una pequeña empresa requiere una planificación intencional. En el nivel más básico, la generación de riqueza implica tomar su fuente de ingresos sostenibles de su negocio y convertirlos en ingresos para inversión (tanto para su empresa como para su cuenta personal) y ahorros, lo que genera riqueza a largo plazo.

Sin embargo, la riqueza no es sólo ingresos. También incluye activos financieros como acciones, cuentas bancarias y cuentas por cobrar y activos no financieros, como automóviles, propiedades, bienes raíces o inventario. Usted querrá tener una estrategia para multiplicar sus activos. A continuación presentamos algunas tácticas clave a seguir para generar riqueza y asegurar su futuro.

  1. Construya sus reservas de efectivo para la empresa: utilizar parte de los ingresos de su empresa como una reserva de efectivo puede ayudarlo a mantener un flujo de efectivo positivo y asegurarse de estar preparado para una emergencia, como la necesidad de reparar un equipo o cubrir un pago no realizado a un proveedor.
     
  2. Considere usar una fórmula para distribuir los ingresos de su empresa: Hay varias sugerencias que pueden guiarlo respecto de qué porcentaje de los ingresos reinvierte en su negocio en comparación con lo que toma como salario. Una sugerencia es el modelo 40-30-30: devuelva el 40 % a su empresa, utilice el 30 % como salario y guarde el 30 % para ahorros (incluidas las reservas de efectivo y las inversiones de jubilación). Sin embargo, estas pautas pueden no tener sentido para su empresa. Por ejemplo, compare dentro de la industria y antigüedad de su negocio para determinar qué importe debe recibir como salario. Un asesor de pequeñas empresas en un Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas (SBDC, por sus siglas en inglés) u otra organización de apoyo puede ayudarlo a realizar estos cálculos. Encuentre un recurso en su zona visitando nuestro Mapa de Localización de Proveedores de Recursos.
     
  3. Piense en las necesidades futuras de capital antes de que realmente necesite los fondos: Parte de mantener un flujo de caja positivo y de generar activos es asegurarse de tener los fondos que necesita para crecer o expandir su negocio. Solicitar un préstamo o buscar otras fuentes de capital mientras su empresa funciona bien puede ayudarlo a asegurarse de que pueda aprovechar las oportunidades para crecer tan pronto como surjan. No espere hasta que necesite desesperadamente el dinero; si su actividad comercial le genera ingresos positivos, puede ser el momento adecuado para hablar con su banco sobre el establecimiento de una línea de crédito o incluso para solicitar un préstamo. 
     
  4. Adopte un plan de jubilación basado en el lugar de trabajo: Ofrecer un plan de jubilación ayuda a que tanto usted como sus empleados ahorren para su futuro. Muchos propietarios de pequeñas empresas no ofrecen un plan porque están preocupados por el costo, pero hay muchas opciones disponibles para los propietarios de pequeñas empresas, muchas de las cuales incluyen beneficios fiscales por ofrecer un plan o por contribuir a él. Para obtener más información sobre sus opciones visite nuestro Portal de Jubilación.
     
  5. Comience a pensar qué pasará con su empresa cuando se jubile: ¿Planea pasar su negocio a un miembro de la familia, venderlo o disolverlo? Un plan de sucesión de negocios puede ayudarlo a evitar costosos problemas financieros o fiscales a medida que se jubila, evitándole costosos dolores de cabeza. La guía de la SBA para "Venta de una Pequeña Empresa y Planificación de la Sucesión de una Pequeña Empresa" es un gran punto de partida.
  6. Busque ayuda razonable para ayudarlo a planificar su futuro: Además de nuestros propios recursos, hay una serie de recursos gratuitos o de bajo costo para ayudarle a encontrar ayuda y asesoramiento empresarial. Los recursos incluyen

A medida que se desarrolle su negocio, es posible que tenga que consultar a un asesor financiero, contador y/o a un abogado para asegurarse de que sus planes para el futuro sean seguros, pero nunca es demasiado pronto para comenzar a pensar y planear con anticipación esos días. Una planificación cuidadosa ahora puede ayudarlo a aprovechar su pequeña empresa a fin de alcanzar libertad e independencia económica.

Rate this content: 
0
No votes yet